Montag, 2. Mai 2016

1580. DER NEID

LA ENVIDIA. El viernes pasado estaba siguiendo por facebook, cómo se desarrollaban en Francia las manifestaciones de "Nuit Debout" (como nuestro 15-M). Manifestaciones que clamaban contra la reforma laboral francesa, una regresión total en los derechos sociales de la ciudadanía. Regresión, además, copiada de la última reforma laboral española. 
Decía que tenía envidia por tres motivos:
1) Porque la ciudadanía se ha lanzado a defender sus derechos desde posiciones menos cómodas que una red social. Esto último es algo a lo que los españoles somos muy dados (me incluyo).
2) Porque tienen una prensa que no esconde lo que está sucediendo, no como la española que sólo trata esta manifestación francesa cuando hay incidentes o choques violentos con la policía.
3) Porque tienen una policía civilizada. Es curioso, pero una de las cosas que más me chocó fue el respeto con el que los antidisturbios franceses trataban a los fotógrafos y cámaras de la prensa. No iban a por ellos, no les empujaban, no les pegaban, no les detenían. Además, no es como en España, que los periodistas deben llevar casi un uniforme con casco, chalecos identificativos, brazaletes reflectantes...y aún así reciben porque..."hay que entenderlo, los policías están en un momento muy tenso y no pueden hacer distinciones... y no saben si los periodistas les van a atacar".
Vivimos en un retroceso generalizado de libertades, civiles, políticas, socioeconómicas, pero parece que sólo les importa a los de siempre, a los franceses. Los demás ya tenemos el fútbol para entretenernos. 

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen