Mittwoch, 27. Januar 2016

1484. "TORTUGA" (DIE SCHILDKRÖTE)

TORTUGA: Como el mítico personaje de Breaking Bad. ¡Sí!¡Mítico!. "Me llaman "El Tortuga" porque voy "despasito", a mi ritmo, pero siempre llego primero al final".
Tanta tortuga me ha hecho recordar algo, amantes de la ciencia, o sufridores de la misma, que estudié en el cole, en clase de mates: La paradoja de Zenón: "Aquiles y la tortuga". Zenón, filobromista donde los hubiera montó una carrera imaginaria entre el súperheroe del momento, Aquiles, y una tortuga (podéis ponerle el nombre que queráis). Con esta carrera imaginaria, que ganaría Aquiles 120 de cada 100 veces, Zenón pretendía demostrar que el movimiento no existe, al igual que el tiempo, y que todas las distancias son infinitas. El punto es que Aquiles jamás alcanzaría a la tortuga. Diréis que cada vez que recorriera el estadio, como en las carreras de F1. Pero Zenon lo calificaba como una ilusión. Nos puede sonar un poco como el principio de incertidumbre de Heisenberg.
Las matemáticas no dieron la razón a Zenón (Gregory/Leibniz) quienes demostraron que la suma de infinitos números puede dar un número finito. Son las series convergentes (series infinitas cuya suma es finita).
Dicho lo cual...reconozco actualmente, como entonces reconoció tan bien mi profesor de matemáticas, que no encuentro ningún sentido a esta paradoja. Si Aquiles hubiera sido listo, se hubiera subido encima de la tortuga, haciendo que los dos ocuparan un mismo espacio/tiempo y un mismo movimiento.
Eso os recordará a otra historia, fábula en este caso, "La liebre y la tortuga" de Esopo

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen