Freitag, 23. Oktober 2015

1388. WIE KANNST DU ES NUR WAGEN, DAS ZU SAGEN!?

"CÓMO TE ATREVES A DECIR ESTO?" - Preguntó el espectro.
El abuelo se quedó mirando hacia el infinito, sentado, en su cotidiano banco del parque.. Cogió la bolsa que tenía al lado, y fingió indiferencia.
- "maldito! que cómo te atreves a decir esto!?".
El abuelo ni se inmutó, le pareció que el viento movía con furia las hojas caídas, pero pensó que era lo normal a estas alturas del año.
- "¿me ignoras?"
El abuelo por fin centró su mirada, pero lo hizo en unas urracas que se movían sin timidez cerca del anciano.
- " te haré la vida imposible, y haré que tu alma toque cada día el infierno más profundo".
El abuelo se quitó las gafas. Sacó un pañuelo que había vivido mil combates contra su nariz, y limpió, de forma ritual, las dos lentes de aumento.
- "¡Tú!¡Contenedor de sangre circulante!. Es tu última oportunidad!. ¡Mírame!".
El abuelo miró hacia el espectro. Se levantó. Guardó su pañuelo en el bolsillo contrario del que lo sacó y se fue...
-"¡oye¡¡oye!... Sólo era una bromita! Humano!?. ¿Jugamos al escondite?¿Yo paro?¿Humano?".
Eso nos enseñará queridos niños y niñas que es importante a la hora de ser fantasma que te escuche la persona adecuada.

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen