Sonntag, 4. Oktober 2015

1369. DAS TESTAMENT DES MICKEY MOUSE

EL TESTAMENTO DE MICKEY MOUSE. Ayer por la tarde estábamos Marta y yo, tirados en el sofá, viendo una de esas películas mortales de antena3. (El mejor y más auténtico somnifero). Yo ya estaba perdiendo mi combate contra el peso de mis párpados cuando ponen los anuncios. No estaba prestando atención cuando oigo una voz en off de un anuncio: "Tennos en cuenta en tu testamento. Unicef". Gano el combate contra mis párpados, los abro al máximo. No me podía creer lo que acababa de oír. Pensaba que había oído mal hasta que me giro y veo que Marta está poniendo la misma cara que yo.
No entro a discutir la labor de Unicef, y que esa labor necesita financiación, pero me parece que acudir al testamento es un paso demasiado largo. Existe una fascinante figura jurídica que podría ser utilizada con el mismo fin sin necesidad de acudir a la dureza asociada al testamento y se llama "D-O-N-A-C-I-Ó-N". Y si queréis, sin tener que decir "testamento" podéis decir "donación en vida". Pero realmente, "donación" estaría bien. 
Me imagino que, como cualquier anuncio moderno, lo que quieren provocar los creativos externos de Unicef es apelar a la emoción mediante el impacto, aunque este sea la muerte (hecho imprescindible para que pueda "activar" la figura del testamento). 
Los publicistas están yendo demasiado lejos apelando a nuestros sentimientos.

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen