Dienstag, 22. September 2015

1357. DER EINZIGE ZEUGE

ÚNICO TESTIGO. Esta historia, como muchas otras, comienza con un enorme estruendo: "Bruuuuuuum". Semáforo caído, repito, semáforo caído. Mayday, Mayday. 
Pocos segundos después escucho la siguiente conversación:

Operario: Que no me haga fotos. ¿Por qué tiene que hacerme fotos?
Mujer: No le estoy haciendo fotos a usted. Le estoy haciendo fotos a la calle.

La mujer se da la vuelta, el operario, con móvil en mano, corre hacia ella para hacerle una foto. Hace el ruido suficiente para que ella se de cuenta. Ella se gira, le mira, se vuelve a girar y sigue su camino demostrando su total indiferencia.
¿Será el operario el causante del destrozo y asesinato del pobre semáforo?¿Será el "corazón delator" del semáforo el que hará saltar al operario al verse inmortalizado y, posiblemente, instagramizado?.
No lo sabremos.... a no ser que indaguemos en instagram...¡Qué pereza!.

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen