Sonntag, 28. Juni 2015

EIN SCHWERER ANFANG ERGIBT EIN GUTES ENDE


UN INICIO COMPLICADO COMPORTA UN BUEN FINAL. No sé si alguno de vosotros vio en su momento la mítica serie "El Gran Héroe Americano". Unos hombrecillos verdes dieron un traje con súperpoderes y una guía de uso a un anodino profesor de secundaria, Ralph Hinkley. Lo primero que hizo Ralph fue perder esa guía de uso. Los extraterrestres no escogieron, tal vez, a la persona más hábil, pero sí a la más constante y obcecada. Nuestro "prota" de la infancia tuvo que ir improvisando, capítulo a capítulo, e ir descubriendo lo que ese traje era capaz de hacer.
Creo que, de alguna forma, a los seres humanos nos pasa lo mismo. Entendámonos, sin poderes mágicos. No tenemos ni idea de cómo vivir. Es como si al momento de nacer perdiéramos esa guía del usuario, teniendo que ir descubriendo día a día, con más voluntarismo que inteligencia, lo que somos capaces de hacer. Lo que nos motiva y nos mueve, es la idea de que al final lo conseguiremos, sea lo que sea lo que nos hayamos propuesto.
Para los nostálgicos y para los nuevos, os paso el link del primer capítulo de "El Gran Héroe Americano":

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen