Mittwoch, 24. Juni 2015

DER GESCHMOLZENE ENGEL


EL ÁNGEL DERRETIDO. Hace tanto, tantísimo calor, que hasta el mismísimo ángel caído necesita meterse dentro de una nevera. 
Acaba de empezar el verano y ya estoy echando de menos cualquiera de las otras tres estaciones. Está claro que, como diría mi abuela, "dios da bragas a quien no tiene culo".

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen